lunes, julio 22, 2024

Concejal Federico Runin“El objetivo es establecer como velocidad máxima de circulación de cincuenta kilómetros enavenidas de la ciudad”Así lo marcó el concejal Federico Runin, quien propone establecer como velocidad máxima decirculación permitida para todos los vehículos que transiten por las avenidas de la ciudad decincuenta kilómetros por hora en lugar de los sesenta kilómetros por hora permitido hasta el momento. En este sentido el edil resaltó la “importancia de abordar temas esenciales de laseguridad vial para promover y fortalecer entornos más seguros de conducción en el ámbitourbano”El concejal Federico Runin se refirió nuevamente al proyecto de ordenanza quetiene como objeto bajar la velocidad máxima de circulación permitida la de cincuenta kilómetrospor hora (50 km/h) para todos los vehículos que transiten por las avenidas de la ciudad.Este proyecto volvió a tratarse en la última reunión de comisión y al respecto el concejal refirióque “el objetivo es poder establecer una nueva velocidad máxima en avenidas, dado que en lugarde los 60 kilómetros por hora actuales pase a ser de 50 kilómetros por hora”.Puntualizó que “el análisis de este proyecto ha contado con la intervención de personal muycalificado al respecto a favor de esta iniciativa en el sentido de que la velocidad alta suele ser dealguna manera uno de los factores más principales de los accidentes vehiculares que se ven hoyen día”.Consultado sobre cómo se llega a establecer una velocidad máxima de 50 km, dijo que “como bien lo explicó la ONG Luchemos por la Vida, hay una tendencia internacional en poderdisminuir las velocidades máximas porque está claramente comprobado de manera estadísticaque los accidentes viales con víctimas fatales suelen tener siempre como factor determinante elexceso de velocidad de los conductores, con lo cual trabajando en esta nueva velocidad máximaque en lugar de 60 en la avenida pase a 50, estaríamos avanzando en ese objetivo de poderconcientizar y poder trabajar a nivel ciudadano con la finalidad de poder fortalecer si se quiere laseguridad vial de nuestra ciudad”.También, Runin resaltó que “hay varios antecedentes legislativos ya a nivel nacional en distintosmunicipios, inclusive dentro de la Patagonia, donde ya se está aplicando esta normativa ycreemos que va a ser muy beneficiosa y muy positiva para la seguridad vial”.Con respecto a los controles, el edil manifestó que “desde el Concejo Deliberante se sancionan las normas y el Ejecutivo tiene el deber de controlar la aplicación de estos nuevos límites que sevan a fijar, entonces el objetivo es poder incorporar a este proyecto que ya venimos tratando hace varios meses una norma facultando justamente al Ejecutivo para que lleve adelante todas lasacciones necesarias para el adecuado control de esta nueva norma”.Ante la posibilidad de la instalación de radares, sostuvo que “tanto este como otros elementoscomo lo son los badenes, loma de burros, son parte de la infraestructura que están a disposiciónde los municipios para poder aplicar de alguna manera el control de una norma de estascaracterísticas, por eso es un tema que seguramente, sancionada esta norma, será el Ejecutivo quien tendrá que avanzar en este aspecto tal como hoy controla las velocidades máximas que están definidas que son de 40 en la calle y de 60 en la avenida”.Por lo tanto, explicó que “es el municipio de Río Grande que tiene a su disposición las acciones necesarias para controlar a través de sus inspectores las velocidades de circulación, pero con esteproyecto de ordenanza en sintonía con muchos antecedentes legislativos que hay a lo largo denuestro país y también en el ámbito internacional, poder incorporar facultades al Ejecutivo paraque lleve adelante los procedimientos que sean necesarios para el adecuado control y que lanorma sea efectiva”.Por último, expresó que “estamos convencidos que esta norma tiene una finalidad de seguridadvial, de concientización, de promoción para la prevención de accidentes porque en definitiva

Mas Leidos

Otros Articulos

Último artículo